COMPARTIR
esta página

PRONÓSTICOS DE INFLACIÓN Y POLÍTICA MONETARIA DEL BCE

  

Lanzamientos económicos:

-05-02, IPP (EUR)

05-02, ISM no manufacturero (EE.UU.)

05-02, Chairman MACKLEM, BOC (CAN)

-8-02, Beneficio de desempleo (EE.UU.)

En enero, la tasa de inflación en la zona euro se desaceleró, aunque menos de lo previsto, alcanzando el 2.8% (en comparación con el consenso del 2.7% y el 2.9% en diciembre). Aunque la inflación de los alimentos continuó disminuyendo, la contribución negativa de los precios de la energía fue ligeramente menor. Además, la inflación subyacente solo disminuyó marginalmente al 3.3% en enero (frente al consenso del 3.2% y el 3.4% en diciembre).

Las tendencias inflacionarias varían significativamente en diferentes partes de la zona euro. La inflación más alta se registró en Estonia (5.0%) y la más baja en Finlandia (0.7%). Además de las diferencias en las presiones de precios domésticos genuinos, los datos de enero se vieron afectados por cambios específicos en políticas energéticas, fiscales y en ponderaciones a nivel nacional. Por lo tanto, estos datos siempre son un poco complejos y se necesitan datos más detallados para sacar conclusiones firmes.

En cuanto a la inflación subyacente, los precios de los bienes industriales no energéticos apenas han aumentado desde agosto y el aumento mensual fue prácticamente nulo en enero. En términos anuales, los precios de los bienes aumentaron un 2.0% en comparación con el 2.5% en diciembre.

El proceso de desinflación es mucho más lento en los precios de los servicios, que continuaron aumentando oficialmente un 4.0% interanual y, según nuestra estimación, casi un 0.4% mensual. Según los datos disponibles de las grandes economías, los precios de los servicios aumentaron especialmente en Alemania, donde el aumento en el impuesto al valor agregado probablemente fue la principal razón de los precios más altos en hoteles y restaurantes, pero también los aumentos anuales en, por ejemplo, los precios de la atención médica sorprendieron positivamente. Por otro lado, en Francia e Italia, el impulso de los precios de los servicios continuó siendo débil en enero.

Se espera que la inflación en la zona euro continúe disminuyendo hacia el objetivo del BCE en los próximos trimestres. En nuestro perfil de pronóstico, tanto la inflación general como la subyacente continuarán disminuyendo en 2024. Prevemos que la inflación general caerá cerca del objetivo del 2% del BCE en los próximos meses, especialmente cuando se espera que la inflación de los alimentos disminuya aún más. La tendencia a la baja en la inflación subyacente también continuará, pero a un ritmo un poco más gradual, llevando la inflación subyacente cerca del objetivo en la segunda mitad de este año. El desarrollo general de la inflación subyacente oculta un desarrollo bastante diversificado de los precios de los servicios y bienes.

Se espera que la inflación de los servicios siga siendo robusta en los próximos meses. Los datos recientes sobre salarios, así como una serie de indicadores de encuestas, muestran que las presiones de costos en el sector de servicios seguirán siendo fuertes y las empresas también parecen estar dispuestas a trasladar los costos crecientes a los precios al consumidor. Por lo tanto, esperamos que los cambios mensuales en los precios de los servicios continúen moderándose, pero relativamente lentamente.

Contrariamente a los precios de los servicios, esperamos que la inflación de los bienes sea débil en los próximos meses. La razón principal de las bajas presiones de precios es la débil demanda dentro de la zona euro y los datos más recientes sobre las ventas minoristas tanto en Alemania como en Francia para diciembre indican que esta tendencia ha continuado. Además, las presiones de precios globales generales siguen siendo débiles, especialmente en China, donde los precios de los productores están disminuyendo y lo mismo ocurre con los precios de exportación de China. Por lo tanto, incluso si hemos visto un rápido aumento en los precios del transporte debido al nivel de seguridad debilitado en el Mar Rojo, dudamos que las empresas puedan trasladar estos costos a los precios al consumidor. También creemos que las empresas están ahora más preparadas para este tipo de problemas en las cadenas de suministro y los efectos inmediatos de las interrupciones en la logística sobre los precios deberían ser considerablemente menores que en 2021.

La débil perspectiva económica y la disminución de los números de inflación respaldan nuestra visión sobre los recortes de tasas del BCE. La perspectiva de crecimiento en la zona euro sigue siendo débil, ya que los PMI en enero mostraron que especialmente las economías alemana y francesa están luchando. Nuestro pronóstico para el crecimiento del PIB en la zona euro es del 0.0% para 2024 y esperamos que los datos sigan siendo débiles hasta el verano. Hacia finales de año, se espera que los números de crecimiento se vuelvan positivos debido al desarrollo positivo de los ingresos reales esperado y a los recortes de tasas del BCE previstos. Seguimos esperando que el BCE comience a recortar las tasas en junio. Se espera que tasas más bajas impulsen el desarrollo de la inversión en activos fijos en la zona euro y, junto con números de consumo sólidos, lleven el crecimiento del PIB al 1.5% en 2025. Sin embargo, este perfil del PIB implica que el PIB de la zona euro permanezca por debajo del potencial en el horizonte de pronóstico, que el desempleo aumente ligeramente y que las presiones de precios sigan siendo débiles.

EURUSD

En el análisis del par EUR/USD en el largo plazo, se observa una tendencia bajista que ha persistido por más de un año, con ventas en torno a los 1.10 dólares por euro. Esto se evidenció con la caída ocurrida en enero del 2024, con proyecciones de llegar al soporte de largo plazo situado en los 1,0528, nivel registrado en octubre del 2023.

En el corto plazo, el EUR/USD experimenta una caída abrupta al inicio de la sesión estadounidense, aunque se mantiene por encima del mínimo temporal de 1,0779. El sesgo intradiario se mantiene neutral, pero por debajo de 1,0779 podría reanudarse la caída desde 1,1138. Sin embargo, la presencia de convergencia alcista en el MACD de 4 horas sugiere un posible fuerte soporte alrededor de 1,0722, que podría desencadenar un rebote. No obstante, una ruptura decisiva de 1,0722 indicaría la conclusión del aumento desde 1,0447, dirigiéndose hacia este mínimo.

Desde una perspectiva más amplia, las acciones del precio desde 1,1274 se consideran un patrón correctivo respecto al ascenso desde 0,9534 (mínimo de 2022), siendo este último tramo el segundo. Aunque no se descarta un mayor repunte, se espera que este esté limitado por 1,1274 para dar paso al tercer tramo del patrón. Por otro lado, una ruptura sostenida del soporte de 1,0722 sugeriría que el tercer tramo ya ha iniciado en dirección a 1,0447 y por debajo de este nivel.

IMPACTO DEL INFORME DE EMPLEO EN LA ECONOMÍA EN EE.UU.

El informe de empleo de enero en Estados Unidos ha sido extraordinariamente sólido, destacando un aumento notable en las nóminas, una mejora significativa en los salarios y una disminución en la tasa de desempleo. Estos indicadores combinados señalan una economía robusta y en crecimiento, lo que, a su vez, sugiere que la Reserva Federal probablemente adoptará una postura de espera en cuanto a recortes de tasas de interés en el corto plazo. Sin embargo, a pesar de estos datos alentadores, el informe presenta una serie de aspectos que generan preocupación y evidencian contradicciones internas en la salud general del mercado laboral.

El incremento de 353,000 puestos de trabajo en enero superó ampliamente las expectativas del consenso, mostrando una dinámica de empleo positiva en una variedad de sectores. Si bien los sectores de educación y salud lideraron el impulso con 112,000 nuevos empleos, otros sectores como el gobierno, los servicios profesionales y comerciales, y el comercio y transporte también contribuyeron significativamente al crecimiento del empleo. Además, el aumento del 0.6% en los ingresos medios por hora, tanto intermensual como interanual, superó las proyecciones del mercado, mientras que la tasa de desempleo se mantuvo estable en el 3.7%, confirmando la fortaleza subyacente del mercado laboral.

A pesar de estos aspectos positivos, existen elementos preocupantes dentro del informe. Uno de los puntos más destacados es el hecho de que la mayoría de los empleos añadidos son a tiempo parcial, lo que sugiere una tendencia hacia la precariedad laboral y plantea interrogantes sobre la calidad de los nuevos puestos de trabajo. Además, la disminución en la semana laboral promedio a 34.1 horas es una señal de advertencia, ya que este nivel se acerca al territorio asociado con períodos de recesión económica.

Otro aspecto que merece atención es la discrepancia entre los datos del informe de empleo y otros indicadores económicos. Las encuestas del sector manufacturero y de servicios muestran signos de contracción, lo que podría indicar una posible destrucción de empleo en esos sectores y contradice la fuerte creación de empleo reportada en el informe. Esta disparidad entre diferentes fuentes de datos resalta la complejidad y la falta de uniformidad en la situación económica actual.

En vista de estos factores, se espera que la Reserva Federal mantenga una postura cautelosa en relación con las decisiones de política monetaria. Aunque el informe de empleo sugiere una economía robusta en general, las preocupaciones sobre la calidad del empleo y las contradicciones en los datos económicos podrían influir en la decisión de la Fed sobre recortes de tasas de interés. Aunque es poco probable que se implementen recortes en la próxima reunión del FOMC en marzo, la incertidumbre económica podría conducir a ajustes en la política monetaria en los próximos meses.

USDJPY

Se espera que el USD/JPY mantenga su impulso alcista, especialmente si se mantiene el soporte en 140,25. El rebote actual y el sólido soporte indican un panorama optimista tanto a corto como a mediano plazo para el par.

El par USD/JPY ha mantenido una tendencia alcista, lo que implica una continua devaluación del yen japonés, especialmente después de un breve impase en noviembre y diciembre de 2023, durante el cual el precio cayó desde los 152 yenes por dólar. En enero de 2024, parece que el par está siguiendo esa misma trayectoria y se dirige hacia la zona de los 152 yenes por dólar, donde también alcanzó máximos en octubre de 2022.

El sólido rebote del USD/JPY hoy indica un optimismo a corto plazo. La atención se centra ahora en la resistencia clave de 148,79. Una ruptura firme en este nivel confirmaría que la corrección desde 145,88 se ha completado, lo que probablemente llevaría a un nuevo aumento hasta la zona de resistencia en 151,89/93.

En una perspectiva más amplia, un rebote más fuerte de lo esperado desde el nivel de 140,25 ha detenido la revisión bajista original. Además, el sólido soporte de la EMA de 55 semanas, que ahora se encuentra en 142,49, también indica una señal alcista a mediano plazo. La caída desde el nivel de 151,89 podría ser simplemente una corrección en la tendencia alcista que comenzó desde 127,20. Una ruptura decisiva por encima de 151,89/93 confirmaría la continuación de la tendencia alcista a largo plazo.

Experiencia de trading Plus

Previous
Next

APERTURA DE CUENTA FÁCIL Y RÁPIDA

  • Regístrese

    Elija un tipo de cuenta y envíe su solicitud.

  • Deposite fondos

    Deposite fondos en su cuenta utilizando una amplia gama de métodos de depósito.

  • Opere

    Acceda a más de 500 instrumentos de CFDs en todos los tipos de activos de MT4/MT5.

Listo, así de fácil es abrir una cuenta de trading en Forex y CFDs.
¡Le damos la bienvenida al mundo del trading!
ABRIR UNA CUENTA REAL

Contáctenos

  • Preguntas generales

    Estamos aquí para brindarle una aventura exitosa en su trading, desde la apertura de cuenta hasta el depósito y el trading.

    [email protected]
  • Clientes Premium

    Si está interesado en convertirse en premium para desbloquear servicios adicionales como trader de gran volumen o unirse a Vantage Club, envíenos un correo electrónico a continuación.

    [email protected]