COMPARTIR
esta página

ESTIMACIONES DEL IPC EN EUROPA: PROYECCIONES A DICIEMBRE

  

Lanzamientos económicos:

-02-01, PMI manufactura (GB)

02-01, PMI industrial (CAN)

02-01, PMI industrial (EE.UU.)

-04-01, Solicitud de beneficio de desempleo (EE.UU.)

En el complejo escenario financiero de la eurozona, la trayectoria de la inflación se convierte en un elemento crucial para evaluar el comportamiento y la dirección del euro. Durante el último año, esta moneda ha atravesado varios vaivenes, pero en líneas generales ha sido sostenida por las políticas más activas implementadas por el Banco Central Europeo (BCE), superando incluso algunas expectativas previas. Sin embargo, se avizora un posible cambio en el horizonte para el 2024: una economía menos vigorosa en la eurozona podría inducir al BCE a reducir las tasas de interés de manera más pronunciada que la Reserva Federal de los Estados Unidos.

Este cambio de rumbo podría generar cierta incertidumbre en los mercados financieros, especialmente cuando los rendimientos de los bonos en EE. UU. disminuyen más rápidamente que los rendimientos en la eurozona. A pesar de estos movimientos, el euro ha logrado mantener una posición relativamente sólida en medio del frenesí especulativo sobre las expectativas de reducción de tasas.

El BCE ha adoptado una postura cautelosa al evitar enviar señales de cambio prematuras, prefiriendo asegurarse de que la inflación esté verdaderamente encaminada hacia su objetivo del 2% antes de tomar decisiones drásticas. En este contexto, las primeras lecturas del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de diciembre jugarán un papel determinante. Se proyecta un aumento en el

IPC general, pasando del 2,4% al 3,0% interanual en diciembre, lo que indica que aún hay un margen considerable para estabilizar la inflación en torno al objetivo mencionado.

A pesar de estos números, las previsiones para las medidas subyacentes de la inflación ofrecen un panorama más alentador: se espera que el IPC subyacente, que excluye elementos volátiles como alimentos, energía, tabaco y alcohol, disminuya del 3,6% al 3,4% interanual.

Si estos pronósticos se confirman, es posible que los inversores opten por mantener sus expectativas de recortes de tasas sin alteraciones significativas, lo que podría significar que un repunte en la inflación general no tendría un impacto adicional en el fortalecimiento del euro frente al dólar en el corto plazo. Este escenario dibuja un contexto complejo en el que las decisiones del BCE y la evolución de la inflación son factores claves que influirán en el comportamiento de los mercados financieros en la eurozona y más allá.

EUR/JPY

En el mercado del par EUR/JPY, el análisis intradía señala una neutralidad en la tendencia mientras persiste un rango de operaciones comprendido entre los niveles de 153.15 y 158.55. La superación de la barrera en 158.55 indicaría la continuación del rebote iniciado desde el nivel de 153.15. En contraste, un quiebre por debajo de 153.15 podría significar la reanudación de la caída desde el punto más alto registrado en 164.39, llevando el par hacia el nivel de retroceso del 61.8%, situado en 148.69, considerando el tramo desde 139.05 hasta 164.29.

En un contexto más amplio y desde una perspectiva de mayor envergadura, las acciones de precios observadas tras el punto máximo a mediano plazo de 164.29 se interpretan tentativamente como una corrección dentro del ascenso desde el nivel de 139.05. La premisa es que, mientras el nivel alrededor de 148.48 (máximo de 2022), que ahora funge como soporte tras haber sido resistencia, se mantenga, existe la posibilidad de que la tendencia alcista más amplia desde el mínimo de 114.42 (registrado en 2020) pueda retomarse en una etapa posterior, potencialmente extendiéndose más allá del nivel de 164.29 en el futuro.

INCERTIDUMBRE ANTE INFORME DE EMPLEO: ESPERANZAS Y PRONÓSTICOS

El 2023 ha sido un año marcado por la volatilidad del dólar estadounidense, influenciado por la percepción cambiante en torno a las políticas de la Reserva Federal (Fed) y los datos económicos que han generado cierta incertidumbre en los mercados financieros. A pesar de las sólidas cifras económicas, especialmente en el ámbito del empleo, que han surgido en varias ocasiones, las expectativas sobre un posible cambio en la dirección de la Fed han sido constantemente cuestionadas.

No obstante, la confianza de los operadores en un cambio en la postura de la Fed se ha fortalecido recientemente, en gran parte debido a las insinuaciones sugestivas del presidente de la Fed, Powell, apuntando hacia un posible giro en las políticas monetarias. Esta expectativa ha influido en la trayectoria del dólar, que, a pesar de un aumento durante el verano y el otoño, parece encaminado a cerrar el año con pérdidas cercanas al 3% frente a una cesta de monedas, contrarrestando parcialmente el impulso generado por un alza en los rendimientos de los bonos del Tesoro.

El mercado ha reaccionado a las crecientes expectativas de recortes agresivos en las tasas para el próximo año, con las probabilidades acumuladas de recortes de tipos para 2024 aproximándose a los 160 puntos básicos. Sin embargo, este escenario contrasta con la visión de los funcionarios de la Reserva Federal, quienes prevén unos tres recortes de 25 puntos básicos. Las actas de la reunión de diciembre se esperan con anticipación, ya que se espera que respalden la idea de una política de flexibilización moderada en los próximos años.

El enfoque de la Reserva Federal hacia el mercado laboral es un factor crucial. A medida que la inflación desciende, se prevé que la atención se centre más en el empleo. Esta postura podría explicar la falta de precaución de Powell para orientar hacia una flexibilización más agresiva, ya que mantener tasas restrictivas durante demasiado tiempo podría incidir en el aumento del desempleo. No obstante, el mercado laboral ha mantenido un nivel estable: aunque el crecimiento del empleo se ha desacelerado, las empresas no están despidiendo personal en grandes cantidades, permitiendo un aumento moderado de los salarios.

En el próximo informe sobre el empleo, se espera un aumento moderado de las nóminas no agrícolas, aunque ligeramente inferior a las cifras de noviembre, y una leve subida en la tasa de desempleo. Se anticipa que los ingresos medios apenas sufrirán modificaciones significativas, manteniendo una tasa intermensual del 0,3% y una cifra interanual del 3,9%.

La certeza de los inversores sobre los recortes de tasas probablemente minimizará las reacciones ante cambios menores en los informes o titulares, aunque un informe de empleo inesperadamente positivo podría impulsar al alza al dólar y generar ventas en Wall Street. En caso contrario, si los datos de empleo no proporcionan una nueva dirección, la atención se desviará hacia otros indicadores de la semana, como los PMI manufacturero y no manufacturero del ISM, las ofertas de empleo JOLTS, los despidos del Challenger y los pedidos de fábrica.

XAU/USD

El oro ha protagonizado un ascenso notable en su precio, motivado por una compleja intersección de factores económicos y geopolíticos. Ahora, el mercado está observando con interés cómo se desarrollará este retroceso y cuáles serán las implicaciones para los inversores y traders en el corto y mediano plazo.

En los últimos meses, el mercado del oro ha sido escenario de movimientos muy interesantes que han captado la atención de analistas financieros y traders. A partir del 6 de octubre, este metal precioso ha experimentado un impulso alcista notorio, llevando su valor a un punto destacado alrededor de los 2000 dólares por onza. Este repunte significativo ha coincidido con niveles de resistencia tanto en el análisis mensual como en el diario, marcando un hito considerable en su trayectoria reciente.

Este aumento en el precio del oro ha desatado debates y análisis profundos sobre las razones subyacentes detrás de esta alza. Se han considerado diversos factores como motores de este movimiento, entre ellos la persistente incertidumbre económica global, la preocupación por la inflación y la demanda sostenida de activos considerados seguros en tiempos turbulentos.

Sin embargo, en el panorama actual, observamos un retroceso en el precio del oro. Este retroceso no es inusual luego de un movimiento tan fuerte al alza. La gran pregunta que se plantea ahora es hasta qué punto se extenderá este retroceso y cuál será su duración. Los retrocesos son una parte natural y esperada en los mercados financieros, pero su predicción precisa sigue siendo un desafío.

A corto plazo, hay un dato interesante: por primera vez, el precio ha cerrado por encima de una resistencia de largo plazo, alrededor de los 2075/2070 dólares. Esta ruptura marca un acontecimiento sin precedentes en la tendencia del oro, pero sorprendentemente, el precio está retrocediendo después de este avance, lo que sugiere una posible búsqueda de los 2140 dólares en un futuro próximo.

Hablando de perspectivas más inmediatas, se espera que el precio encuentre soporte en la zona semanal, alrededor de los 2048/2044 dólares. Sin embargo, si la tendencia bajista persiste, el siguiente nivel de soporte se sitúa en los 2023 dólares a nivel diario.

Experiencia de trading Plus

Previous
Next

APERTURA DE CUENTA FÁCIL Y RÁPIDA

  • Regístrese

    Elija un tipo de cuenta y envíe su solicitud.

  • Deposite fondos

    Deposite fondos en su cuenta utilizando una amplia gama de métodos de depósito.

  • Opere

    Acceda a más de 500 instrumentos de CFDs en todos los tipos de activos de MT4/MT5.

Listo, así de fácil es abrir una cuenta de trading en Forex y CFDs.
¡Le damos la bienvenida al mundo del trading!
ABRIR UNA CUENTA REAL

Contáctenos

  • Preguntas generales

    Estamos aquí para brindarle una aventura exitosa en su trading, desde la apertura de cuenta hasta el depósito y el trading.

    [email protected]
  • Clientes Premium

    Si está interesado en convertirse en premium para desbloquear servicios adicionales como trader de gran volumen o unirse a Vantage Club, envíenos un correo electrónico a continuación.

    [email protected]