COMPARTIR
esta página

PRIORIDADES FEDERALES: ESTABILIDAD Y CONTROL DE INFLACIÓN.

  

Lanzamientos económicos:

-29-11, Viviendas nuevas (AUS)

-30-11, PBI (CAN)

-30-11, PCI (EE.UU.)

-22-11, CORE PCE (EE.UU.)


El Índice de Precios del Gasto en Consumo Personal Básico (PCE) es una herramienta fundamental para evaluar las fluctuaciones en los precios de bienes y servicios adquiridos por los consumidores, excluyendo alimentos y energía. Esta exclusión se basa en la premisa de que los cambios en los precios de alimentos y energía pueden ser más volátiles y menos representativos de las tendencias generales de inflación.

En septiembre de 2023, los precios subyacentes del PCE en los Estados Unidos mostraron un incremento del 0,3% con respecto al mes anterior, registrando el mayor aumento en cuatro meses. Este dato alineado con las estimaciones del mercado señala una aceleración en comparación con el modesto aumento del 0,1% del mes precedente. Sin embargo, la tasa anual, considerada la medida principal de inflación por la Reserva Federal, descendió ligeramente al 3,7%, marcando el nivel más bajo desde mayo de 2021, pero aun considerablemente por encima del objetivo del banco central del 2%.

A pesar de las señales de desaceleración en los aumentos de precios, la percepción de los consumidores estadounidenses sobre la inflación refleja un panorama preocupante. La encuesta bimensual sobre la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan revela que las expectativas de inflación entre los hogares están en aumento. Proyectan un incremento del 4,5% durante el próximo año, cifra más elevada desde abril, y una visión a cinco años también en ascenso, alcanzando niveles comparables a los observados en 2008.

La Reserva Federal ha estado abordando con determinación el desafío de controlar la inflación. Desde el verano de 2022, cuando los precios alcanzaron niveles históricos, se ha observado una desaceleración. A pesar de esto, la tasa anual ha descendido al 3,4% desde el 7,1% en junio de 2022. Sin embargo, persisten las inquietudes, y la Fed ha mantenido sus tasas de interés entre el 5,25% y el 5,50% desde julio.

El principal enfoque de la Reserva Federal radica en mantener ancladas las expectativas de inflación del público. Un cambio abrupto en estas expectativas puede influir en el comportamiento del consumidor, lo que a su vez podría contribuir a aumentos de precios. Por ello, la atención se centra no solo en monitorear los índices, sino también en seguir de cerca las expectativas del público y su posible impacto en la economía.

Aunque persisten preocupaciones sobre las expectativas de inflación entre los consumidores, es fundamental tener en cuenta una variedad de indicadores y fuentes para obtener una imagen completa. Mientras algunos indicadores sugieren una moderación, otros reflejan una visión más optimista. La estabilidad económica y el manejo de la inflación siguen siendo prioridades fundamentales para la Reserva Federal en un entorno económico global en constante cambio.

S&P 500

El recorrido del S&P 500 desde su máximo en diciembre de 2021 hasta su mínimo en octubre de 2022 refleja una montaña rusa de emociones para los inversores. Tras alcanzar su punto más alto en $4815 puntos, el índice experimentó una abrupta caída, tocando fondo en los 3527 puntos. Sin embargo, desde esa coyuntura, se desencadenó un vigoroso proceso de recuperación que llevó al índice a tocar los 4596 puntos en julio de este año. Este ascenso fue impulsado por movimientos alcistas fuertes y consistentes.

A partir de este máximo del 2023, se observó un patrón de pullback, conduciendo el índice hacia los $4122 puntos. A pesar de este retroceso, se evidenció un nuevo impulso que, durante las últimas cuatro semanas, ha mantenido una tendencia alcista, aunque aún no ha logrado superar el máximo del 2023.

El foco de atención se centra en la resistencia clave de los 4589 puntos. Una ruptura exitosa de esta resistencia podría abrir la puerta para un nuevo impulso alcista que posiblemente llevaría el índice de vuelta hacia los máximos alcanzados en enero de 2022.

Si enfocamos la lupa en el corto plazo, se observa una salida progresiva de este retroceso que se originó en octubre del 2023. Este movimiento se materializó a través de un significativo impulso alcista, catapultando el índice desde los 4113 puntos hasta los 4563 puntos en noviembre. Este último valor se sitúa muy cerca de los máximos registrados en el 2023.

Es interesante notar que el precio ha superado diversas resistencias técnicas, incluyendo la resistencia diaria de corto plazo en los $4459. Además, ha mostrado señales de ruptura de la resistencia semanal en 4529, cerrando la semana pasada en 4556, aproximándose notablemente a la resistencia máxima alcanzada en el 2023.

Por tanto, existe una potencial oportunidad si el precio logra romper este máximo del 2023, proyectándose un posible incremento hasta los $4700 aproximadamente. Esto representaría cerca de un 5% de aumento en la inversión, una perspectiva emocionante para los inversores atentos a estos movimientos del mercado.

PROYECCIONES DE GASTO: TEMPORADA DE DESCUENTOS EN RIESGO

El índice de precios al consumidor (IPC) en Estados Unidos disminuyó ligeramente en octubre de 2023, situándose en 307,67 puntos, frente a los 307,79 puntos de septiembre. A pesar de ello, se observa que la inflación sigue generando impacto en los consumidores, llevando a un ánimo de búsqueda de descuentos durante el Viernes Negro y la temporada navideña. La Federación Nacional de Minoristas espera un aumento en la afluencia de compradores, pero la fatiga por los precios altos está ejerciendo presión en el mercado.

Aunque se prevé un aumento en el número de compradores para esta temporada, se estima que el gasto promedio será un 13% mayor respecto al año pasado. Sin embargo, las proyecciones de crecimiento en las ventas navideñas están ligeramente por debajo de las tasas prepandémicas. A pesar de la desaceleración de la inflación en octubre, persiste la sensación de que los costos continúan siendo elevados, lo que podría frenar el deseo de gastar de los compradores.

La confianza del consumidor, aunque ha sido sorprendentemente fuerte durante el año, mostró un debilitamiento en octubre, lo que se suma a la percepción de costos más altos. Además, los informes de ganancias de los minoristas del tercer trimestre reflejaron un cambio hacia un comportamiento más cauteloso de los consumidores. Walmart incluso expresó la posibilidad de experimentar un período de deflación en los próximos meses.

Los consumidores están adaptando sus hábitos de compra, buscando descuentos y alternativas más económicas, lo que podría impactar en las ventas navideñas. Si bien los minoristas están respondiendo con descuentos más pronunciados en algunas categorías, la percepción general es que la presión por los altos precios y el deseo de mantenerse dentro del presupuesto podrían cambiar las dinámicas del Viernes Negro y las ventas navideñas.

El comportamiento de los consumidores ha ido evolucionando, con un inicio de las compras navideñas más temprano, extendiendo las ofertas más allá del Viernes Negro. Esta adaptación refleja un cambio en el enfoque de las ventas navideñas y sugiere una cautela y selectividad entre los compradores en medio de la persistente presión inflacionaria.

A pesar de que las ofertas y descuentos se mantienen como atractivos, los consumidores buscan un mayor valor diferencial y están adoptando una actitud más crítica hacia las compras. Este cambio en las dinámicas del Viernes Negro y las ventas navideñas se traduce en un panorama donde la inflación sigue siendo un factor determinante en el comportamiento del consumidor y la estrategia minorista durante esta temporada crucial para la economía del país.

EUR/JPY

En el par EUR/JPY, tras una caída desde 164.29 hasta 161.22, ha experimentado una recuperación. El sesgo inicial se mantiene ligeramente al alza esta semana, buscando primero la reevaluación de 164.29. Una ruptura sólida allí reanudará la tendencia alcista más grande. Sin embargo, en el lado negativo, la ruptura del soporte menor en 162.42 cambiará el sesgo a la baja, extendiendo el patrón correctivo desde 164.29 con otra caída.

Mirando el panorama más amplio, la subida desde 114.42 (mínimo de 2020) está en progreso. El siguiente objetivo es 169.96 (máximo de 2008). Por otro lado, se necesita la ruptura del soporte convertido en resistencia en 159.75 para ser la primera señal de un tope a medio plazo. De lo contrario, la perspectiva seguirá siendo alcista incluso en caso de una corrección profunda.

En el panorama a largo plazo, la subida desde 109.03 (mínimo de 2016) se considera como la tercera pierna de la tendencia alcista completa desde 94.11 (mínimo de 2012). El próximo objetivo es el 100% de la proyección de 94.11 a 149.76 desde 114.42, situado en 170.07, cerca del máximo de 169.96 de 2008.

Experiencia de trading Plus

Previous
Next

APERTURA DE CUENTA FÁCIL Y RÁPIDA

  • Regístrese

    Elija un tipo de cuenta y envíe su solicitud.

  • Deposite fondos

    Deposite fondos en su cuenta utilizando una amplia gama de métodos de depósito.

  • Opere

    Acceda a más de 500 instrumentos de CFDs en todos los tipos de activos de MT4/MT5.

Listo, así de fácil es abrir una cuenta de trading en Forex y CFDs.
¡Le damos la bienvenida al mundo del trading!
ABRIR UNA CUENTA REAL

Contáctenos

  • Preguntas generales

    Estamos aquí para brindarle una aventura exitosa en su trading, desde la apertura de cuenta hasta el depósito y el trading.

    [email protected]
  • Clientes Premium

    Si está interesado en convertirse en premium para desbloquear servicios adicionales como trader de gran volumen o unirse a Vantage Club, envíenos un correo electrónico a continuación.

    [email protected]