COMPARTIR
esta página

TURBULENCIA ECONÓMICA: EL DÓLAR ENFRENTA DIFICULTADES

  

Puntos a ver esta semana

-20-11-Habla Bailey (GB)

-23-11-Índice PMI (EUR)

-24-11-Índice PMI (EE.UU.)

-24-11-IPC (JAP)

Mayores subidas y bajadas

-AUDUSD+2,36%

-EURUSD +2,10%

-GBPUSD+1,89%

-USDJPY -1,32%

-CADCHF-1,24%


En los Estados Unidos, la semana pasada se caracterizó por una atmósfera de optimismo en los mercados, en gran medida gracias a la disminución en la tasa de inflación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en octubre. Este descenso generó un impulso en las acciones y contribuyó a una notable reducción en los rendimientos de los bonos del Tesoro a largo plazo. Además, se logró evitar un cierre del gobierno al aprobar otro proyecto de financiamiento a corto plazo en el Congreso, manteniendo los niveles de gasto actuales hasta mediados de enero.

Mientras tanto, en Canadá, se anticipa que el próximo informe de inflación refleje un crecimiento de precios más moderado, en línea con la tendencia observada en el IPC de Estados Unidos. Este evento impactó positivamente en los bonos y acciones canadienses. Por otra parte, se espera una actualización fiscal federal centrada en la oferta de viviendas, en un intento por abordar la crisis de asequibilidad en el país. A pesar de que la construcción de viviendas se mantiene en niveles elevados, especialmente en el sector de condominios y alquileres, se ha observado un aumento en el tiempo necesario para completar proyectos de viviendas, lo que podría resultar insuficiente para satisfacer la demanda debido al rápido crecimiento de la población.

En el contexto estadounidense, el tono enérgico del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, contribuyó a una semana positiva en los mercados. La desaceleración de la inflación y del gasto del consumidor generaron expectativas de que la Fed prolongaría su pausa en el ajuste de las tasas de interés. No obstante, datos recientes sobre reclamos iniciales de desempleo sugieren un mercado laboral ligeramente menos favorable, lo que podría influir en las decisiones futuras de la Fed.

La próxima semana en Canadá será crucial, con el foco puesto en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) y la actualización económica de otoño del gobierno federal. Los datos del IPC, seguidos muy de cerca por el Banco de Canadá, proyectan una significativa desaceleración en la inflación interanual en octubre, descendiendo al 3,1% desde el 3,8% en septiembre. Este declive se atribuye a la disminución en los precios de la gasolina y a la continuada reducción en los costos de los alimentos, en especial en las tiendas de comestibles.

El Banco de Canadá enfrenta límites en su capacidad para influir en los precios globales de las materias primas. Se espera que el crecimiento de precios, excluyendo alimentos y energía, sea más rígido, aumentando al 3,3% anual, impulsado en gran medida por el incremento de los costos hipotecarios, consecuencia directa de las subidas en las tasas de interés del Banco. Sin embargo, el crecimiento de precios, excluyendo estos costos, ha sido más lento, evidenciado por la medida básica IPCX, que ha disminuido al 2,8% anual desde su pico del 6,1% en junio de 2022.

Es probable que las presiones inflacionarias futuras se moderen, ya que indicadores económicos y laborales sugieren un debilitamiento. Las ventas minoristas proyectadas para septiembre se mantienen estables en comparación con agosto, lo que señala una disminución en las ventas a una tasa anualizada del 2,5% en el tercer trimestre. Además, el gasto en servicios discrecionales y las ventas minoristas parecen haber desacelerado hasta octubre, según datos de transacciones con tarjetas.

La actualización del presupuesto federal probablemente se centre en la oferta de vivienda, enfrentando desafíos ante el rápido crecimiento demográfico. No obstante, el entorno de desaceleración económica también presiona el poder adquisitivo del gobierno, con estimaciones que indican un déficit mayor al proyectado en el último presupuesto.

Estos eventos señalan un escenario donde la inflación muestra signos de desaceleración, las presiones económicas son más moderadas y el contexto fiscal del gobierno enfrenta retos en un entorno de crecimiento más lento.


Claro, el dólar estadounidense ha enfrentado un mes desafiante. Varias publicaciones de datos decepcionantes se han combinado con anuncios sobre el Tesoro que cambia su emisión de deuda hacia vencimientos más cortos. Esto ha generado una fuerte caída en los rendimientos de los bonos estadounidenses, reduciendo la ventaja del dólar en términos de tasas de interés.

En el ámbito macroeconómico, se percibe cierto alivio en el mercado laboral, ya que la tasa de desempleo ha estado en aumento, ofreciendo cierto respiro a los funcionarios de la Reserva Federal, ya que condiciones de empleo más débiles suelen conducir a una inflación más moderada. Aunque la inflación subyacente ha disminuido a lo largo de este año, aún se mantiene en un 4%, por lo que la Reserva Federal no puede considerar la situación como resuelta.

A pesar de esto, el gasto de los consumidores sigue siendo sólido, manteniendo sobre la mesa la perspectiva de otro aumento de tasas por parte de la Reserva Federal. Sin embargo, los precios del mercado sugieren que el ciclo de ajuste de tasas ya ha terminado y que es probable que el próximo paso sea un recorte de tipos, posiblemente en el segundo trimestre de 2024.

Las actas de la última reunión del FOMC se publicarán antes de lo habitual debido a un día festivo en Estados Unidos. Estas actas podrían ofrecer pistas sobre la probabilidad de futuros aumentos de tasas, aunque la reacción del mercado podría ser limitada debido a la serie de datos económicos decepcionantes desde esa reunión.

La atención se centra en las próximas publicaciones de datos, como los pedidos de bienes duraderos y los PMI globales preliminares de S&P para noviembre. La incógnita para los operadores de divisas es qué bancos centrales recortarán las tasas primero y más profundamente, lo que influirá en el rendimiento de las monedas. La economía estadounidense se mantiene resistente en comparación con Europa, lo que sugiere que la Reserva Federal podría ser una de las últimas en iniciar una campaña de flexibilización.

En Europa, tanto en la eurozona como en el Reino Unido, las encuestas empresariales serán cruciales para evaluar su situación económica. Ambas regiones enfrentan un estancamiento económico que podría llevar a una recesión leve con presiones inflacionarias persistentes. Las encuestas PMI de noviembre brindarán una actualización crucial sobre la salud de estas economías y podrían influir en el sentimiento del euro y la libra.

Además, las actas de la última reunión del Banco Central Europeo serán relevantes, ya que los mercados buscan pistas sobre el inicio de recortes de tasas. En Japón, las cifras de inflación serán determinantes para el yen, que ha estado bajo presión. Si la inflación se acelera, podría ayudar al yen a recuperar algo de terreno.

En resumen, se esperan datos clave en varios frentes económicos, desde Estados Unidos hasta Europa, Japón, Canadá y Australia, lo que influirá en las decisiones de política monetaria y en el desempeño de las monedas en los próximos días.

EUR/USD

La perspectiva intradía del par EUR/USD se mantiene en un tono neutral, con una consolidación en curso por debajo del nivel de 1.0984. En caso de un retroceso más pronunciado, se espera que el soporte en 1.0755, anteriormente una resistencia que ha cambiado a soporte, contenga la caída y abra paso a otro impulso alcista. Por otro lado, la superación de la marca de 1.0894 reanudaría el rebote desde 1.0447, llevándolo hacia el nivel de retroceso del 61.8% en 1.0958.

En el panorama más amplio, las acciones de precios desde el nivel de 1.1274 se interpretan como un patrón correctivo después del ascenso desde el mínimo de 2022 en 0.9534. La fase ascendente desde 1.0447 se percibe tentativamente como la segunda pierna de este patrón. Por lo tanto, aunque se podría anticipar un impulso alcista adicional, se espera que la resistencia en torno a 1.1274 limite las alzas y dé lugar a la tercera fase de dicho patrón. Sin embargo, una ruptura por debajo de 1.0447 reactivaría la tendencia bajista, llevando al par hacia el nivel de retroceso del 61.8% en 1.0199.

Durante la última semana, el par experimentó un aumento de aproximadamente el 2%, superando niveles clave de resistencia semanal en la zona de 1.0822/1.0806 y alcanzando la siguiente resistencia semanal en 1.0926/1.0907. En el corto plazo, después de la ruptura de la resistencia semanal, observamos un pullback hacia la zona previamente superada. La semana concluyó con un incremento del 0.73%. La posible anticipación de otro retroceso se plantea para evaluar si el par logrará superar la resistencia mencionada o si se consolidará en un rango.

Experiencia de trading Plus

Previous
Next

APERTURA DE CUENTA FÁCIL Y RÁPIDA

  • Regístrese

    Elija un tipo de cuenta y envíe su solicitud.

  • Deposite fondos

    Deposite fondos en su cuenta utilizando una amplia gama de métodos de depósito.

  • Opere

    Acceda a más de 500 instrumentos de CFDs en todos los tipos de activos de MT4/MT5.

Listo, así de fácil es abrir una cuenta de trading en Forex y CFDs.
¡Le damos la bienvenida al mundo del trading!
ABRIR UNA CUENTA REAL

Contáctenos

  • Preguntas generales

    Estamos aquí para brindarle una aventura exitosa en su trading, desde la apertura de cuenta hasta el depósito y el trading.

    [email protected]
  • Clientes Premium

    Si está interesado en convertirse en premium para desbloquear servicios adicionales como trader de gran volumen o unirse a Vantage Club, envíenos un correo electrónico a continuación.

    [email protected]