COMPARTIR
esta página

INFLACIÓN Y TIPOS DE INTERÉS EN EL RADAR DE LA RESERVA FEDERAL

  

Datos Económicos a tener en cuenta:

-19-09, Permisos de construcción (EE.UU.)

-19-09, IPC (CAN.)

-20-09, IPC (GB)

-20-09, Tasa de interés (EE.UU.)

Actualmente hay una gran expectación en torno a la próxima reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos, en la que se prevé que mantengan el tipo de los fondos federales dentro del intervalo del 5,25-5,5%. Esta expectativa se basa en varios factores clave de la economía estadounidense. En primer lugar, los datos de crecimiento económico en EEUU han mostrado una notable fortaleza, con un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) superior al 3% en el tercer trimestre. Además, el empleo ha aumentado de forma constante, lo que en principio sugiere un mercado laboral sano y una economía en crecimiento.

Sin embargo, a pesar de estos indicadores positivos, hay algunos signos preocupantes en el panorama económico. Un punto preocupante es el constante descenso de las ofertas de empleo y de las tasas de dimisión, que podría indicar una debilidad subyacente de la demanda de mano de obra. De hecho, en agosto, la tasa de paro subió al 3,8%, lo que podría sugerir cierta fragilidad en el mercado laboral.

La cuestión más relevante es la situación de los tipos de interés.

Se espera que la economía se enfríe debido a diversos factores, entre ellos la disminución de las presiones inflacionistas. La Reserva Federal sigue de cerca los datos económicos y podría aumentar los tipos de interés si la inflación vuelve a subir. Sin embargo, no se espera un aumento de los tipos en la próxima reunión. Aunque los mercados financieros han especulado con que la Reserva Federal dejará de subir los tipos tras la próxima reunión, es importante recordar que la política monetaria es responsabilidad exclusiva del banco central. Aunque la Reserva Federal puede alinearse a veces con las expectativas del mercado, sus decisiones se basan en una evaluación constante de los datos económicos y financieros, lo que hace que el proceso sea complejo y polifacético.

Es esencial tener en cuenta que la Reserva Federal puede optar por aumentar de nuevo los tipos de interés antes de finales de año. Esta incertidumbre se basa en la posibilidad de que los funcionarios de la Reserva Federal revisen sus previsiones económicas en la próxima reunión y modifiquen su política de tipos de interés. Para comprender mejor la situación, es útil echar la vista atrás a las decisiones de la Reserva Federal en anteriores reuniones del FOMC. En junio, la Reserva Federal sorprendió al mercado anunciando una pausa en su ciclo de subidas de tipos, para volver a sorprender en julio subiendo los tipos una vez más. Esto plantea la cuestión de por qué se tomó la decisión de hacer una pausa en junio si estaba prevista una subida en julio. En aquel momento, la tasa de inflación era benigna, ya que tanto el Índice de Precios de Consumo (IPC) general como el subyacente mostraban un modesto aumento mensual del 0,2%. Además, ambas medidas de inflación habían disminuido en comparación con el año anterior. Sin embargo, el panorama ha cambiado desde entonces.

La inflación ha aumentado durante dos meses consecutivos en comparación con el año anterior, alcanzando el 3,7% en agosto. Este aumento de la inflación no es alentador desde el punto de vista de la política monetaria. Aunque el índice de precios al consumo subyacente ha mostrado una tendencia a la baja en términos anuales, su tasa del 4,3% en agosto sigue siendo elevada, y los precios de los servicios aumentaron más de lo esperado durante ese mes. Además, la persistencia de la subida de los precios del petróleo y de la gasolina, con expectativas de que sigan aumentando durante el resto del año, y la inflación todavía por encima del objetivo fijado por la Reserva Federal, plantean riesgos importantes de que la inflación se acelere de nuevo o de que el proceso de desinflación se ralentice, sobre todo teniendo en cuenta el fuerte ritmo de la actividad económica. Otro aspecto relevante es que las expectativas de inflación han aumentado en los últimos tiempos, aunque no se han desbocado significativamente. Sin embargo, la duración de esta contención de las expectativas de inflación, especialmente a largo plazo, es incierta.

Es crucial comprender que la política monetaria tarda algún tiempo en tener efecto en la economía, normalmente entre seis y doce meses. Además, el impacto de la política monetaria puede haberse retrasado aún más debido al estímulo fiscal proporcionado por diversos proyectos de ley del gobierno, como la Ley CHIPS, la Ley IRA y la Ley de Infraestructuras. En definitiva, controlar la inflación mediante la política monetaria requiere paciencia y una comprensión exhaustiva del panorama económico.

El par EUR/USD continuó su caída desde el nivel de 1.1274 la semana pasada y alcanzó la zona de soporte de 1.0609/34. Al principio de esta semana, la tendencia inicial se ha vuelto neutral. Un fuerte rebote desde el nivel actual, seguido de una ruptura de la resistencia en 1.0767, podría confirmar un posible fondo a corto plazo. En este caso, el sesgo intradía se inclinaría al alza, apuntando hacia la resistencia en 1.0944. Sin embargo, una ruptura sostenida por debajo de la zona de soporte en 1.0609/34 tendría implicaciones bajistas más significativas y podría apuntar hacia el soporte en 1.0515.

Desde una perspectiva más amplia, la caída desde el máximo a medio plazo en 1.1274 se considera una corrección dentro de la tendencia alcista que se inició desde 0.9534 (mínimo de 2022). Existe un fuerte soporte en la zona de 1.0634 (que incluye el 38.2% de retroceso de 0.9534 a 1.1274 en 1.0609), lo que podría provocar un rebote, al menos en el primer intento. Sin embargo, una ruptura sostenida por debajo de 1.0609/0634 aumentaría la probabilidad de una reversión bajista de la tendencia, apuntando hacia el nivel de retroceso del 61.8% en 1.0199.

En el panorama a largo plazo, no se vislumbra un claro indicio de una reversión de tendencia aún. Esto significa que la tendencia a la baja desde el máximo en 1.6039 (máximo de 2008) podría seguir en curso. Un rechazo cerca de la media móvil exponencial de 55 periodos (actualmente en 1.1126) mantendría el sesgo bajista a largo plazo, lo que podría conducir a una posterior caída por debajo de 0.9534 en una etapa posterior.

MERCADOS REACCIONAN A DICHOS DE GOBERNADOR DEL BANCO DE JAPÓN

Según fuentes familiarizadas con el asunto, los funcionarios del Banco de Japón han observado una discrepancia entre la reciente entrevista del gobernador Kazuo Ueda y la forma en que los operadores interpretaron sus comentarios. La mayor parte de lo que dijo Ueda en la entrevista del periódico Yomiuri publicada el sábado fue coherente con sus recientes comentarios rutinarios. En general, sus comentarios indican pocos cambios en la creencia de los funcionarios de que tendrán que sopesar los riesgos tanto al alza como a la baja a la hora de decidir si ajustan las políticas. En la entrevista, Ueda afirmó que la posibilidad de disponer de datos suficientes para discernir un ciclo virtuoso de inflación salarial a finales de este año no es nula. Sin embargo, esos comentarios fueron una declaración general más que una señal política, dijeron las fuentes. El mercado no lo vio así. Los operadores aprovecharon la referencia de Ueda a un posible fin de los tipos negativos si se cumplen ciertas condiciones, y al cabo de un día, los precios del mercado de bonos indicaban expectativas de un aumento en enero. Los economistas ven abril como un plazo más probable. Se declaró que la señal de línea dura reaccionó de forma excesiva a los comentarios de Ueda. Añadió que la posibilidad de una intervención monetaria real está aumentando una vez más. Los comentarios de Ueda se hicieron antes de la próxima decisión política del Banco de Japón de la semana que viene, que no se espera que dé lugar a ningún cambio.

El viernes, el yen se debilitó un 0,3% frente al dólar, alcanzando su nivel más bajo desde noviembre de 2022, tocando brevemente 147,95. El rendimiento de la deuda pública a 10 años cayó hasta el 0,7%. Según las fuentes, los funcionarios del Banco de Japón también reconocen que la inflación sigue siendo fuerte, lo que les obliga a vigilar de cerca los riesgos al alza por ahora. Esto indica la posibilidad de una revisión al alza de las perspectivas de inflación trimestral en octubre.

GBP/JPY

El par GBP/JPY ha experimentado un declive irregular desde el nivel de 186.75, a pesar de una debilidad en el impulso bajista. Se espera que continúe cayendo en la próxima semana, siempre y cuando la resistencia en 184.39 se mantenga. Si el precio se mantiene por debajo de la media móvil de 55 días (actualmente en 182.44), podría indicar que ya se encuentra en una corrección a gran escala y apuntar hacia el soporte en 176.29 como próximo objetivo. Sin embargo, una ruptura por encima de la resistencia en 184.39 sugeriría que el retroceso desde 186.75 ha finalizado, con un sesgo alcista intradía hacia la resistencia en 185.76.

Desde una perspectiva más amplia, siempre que el soporte en 176.29 se mantenga, se considera que la tendencia alcista más grande desde el mínimo de 123.94 en 2020 sigue en curso. Una ruptura por encima de 186.75 podría llevar al par hacia el nivel de 195.86, que fue el máximo alcanzado en 2015. No obstante, si se produce una ruptura firme por debajo de 176.29, podría confirmar un tope a medio plazo y neutralizar la perspectiva, abriendo la posibilidad de consolidaciones más extensas y profundas.

En el panorama a largo plazo, la tendencia alcista desde el mínimo de 122.75 en 2016 aún está en marcha, aunque ha comenzado a perder impulso al observar el indicador MACD. Se espera que la subida continúe, siempre y cuando el soporte en 176.29 se mantenga, con el objetivo de volver a probar el máximo de 195.86 de 2015.

Experiencia de trading Plus

Previous
Next

APERTURA DE CUENTA FÁCIL Y RÁPIDA

  • Regístrese

    Elija un tipo de cuenta y envíe su solicitud.

  • Deposite fondos

    Deposite fondos en su cuenta utilizando una amplia gama de métodos de depósito.

  • Opere

    Acceda a más de 500 instrumentos de CFDs en todos los tipos de activos de MT4/MT5.

Listo, así de fácil es abrir una cuenta de trading en Forex y CFDs.
¡Le damos la bienvenida al mundo del trading!
ABRIR UNA CUENTA REAL

Contáctenos

  • Preguntas generales

    Estamos aquí para brindarle una aventura exitosa en su trading, desde la apertura de cuenta hasta el depósito y el trading.

    [email protected]
  • Clientes Premium

    Si está interesado en convertirse en premium para desbloquear servicios adicionales como trader de gran volumen o unirse a Vantage Club, envíenos un correo electrónico a continuación.

    [email protected]